novia

La boda de Rita y Alejandro en Badajoz

He titulado el Post de esta manera porque en el momento en el que leí la forma en la que Rita me contaba su boda, supe que ella era una persona con una sensibilidad especial. Ella va ser quien narre gran parte del post sobre su boda. Espero que lo disfrutéis tanto como yo he disfrutado preparándolo.

Alejandro y yo nos conocimos en un campamento cristiano siendo monitores. Empezamos siendo amigos, hasta que nos enamoramos y enseguida supimos que queríamos pasar el resto de la vida juntos. Somos muy distintos, pero sabemos entendernos y complementarnos perfectamente. Nos une algo muy grande que es la Fe.

En el verano de 2018, fuimos a Tierra Santa. Era un viaje súper deseado por los dos, íbamos con mucha ilusión. El segundo día visitamos Caná de Galilea, lugar en el que se renuevan las promesas matrimoniales. Estábamos en una celebración de renovación de votos y tuvimos que salir a leer. En ese momento, Alejandro me pidió matrimonio, ¡delante de 55 personas! Fue un momento muy bonito.

Un año después, hicimos una pedida de mano con nuestras familias”.

La mañana del 14 de septiembre de 2019, Rita y Alejandro se dieron el sí quiero en la Catedral de Badajoz.

La celebración de la iglesia fue preciosa. El momento en el que nos velaron fue muy bonito. Otro momento muy especial fue cuando un amigo de Alejandro nos leyó un discurso muy emotivo, pero, si tuviera que quedarme con uno, lo tendría claro: el momento en que nos hicimos marido y mujer.”

Rita escogió un precioso diseño de Lávetis: un vestido de encaje de guipur con una sobrefalda de tul de seda. Gloria Ortiz firmaba sus zapatos. María José Domínguez Tristancho fue la profesional que realizó el peinado y maquillaje de la novia, así como del tocado que esta lució. 

Como joyas, Rita llevó unos pendientes de oro blanco y diamantes de su hermana. El Marqués de la Vaca se encargó del ramo de la novia, así como de la decoración floral.

El traje de Alejandro era un chaqué hecho a mano por Field’s.

El reportaje fotográfico tanto de la ceremonia religiosa como de la celebración corrió a cargo de EME Fotógrafos.

La celebración tuvo lugar en el Hotel Las Bóvedas de Badajoz, donde se encargaron también del cáterin y de la decoración del espacio. Santiago Resmella de Más Que Sonido se encargó de poner música al cóctel y a la fiesta. Los novios se encargaron de la minuta del menú, del sitting y de la decoración de las mesas: había una cruz para cada persona, con su nombre y el nombre de la mesa.

Los invitados e invitadas disfrutaron de regalos muy especiales y personales: colgantes con una cruz para las primas, navajas para los primos, cuelga-gafas para las tías y bolígrafos para los tíos. A los amigos de sus padres les regalaron posavasos y, a las amigas, ramitos de lavanda. Sus respectivas madres, tuvieron como regalo un anillo de Pandora, y los hermanos y los padres, tazas de Mr. Wonderful. También pudieron disfrutar de detalles como cubre-tacones para el baile, kits de supervivencia para la boda y fotografías para llevarse de recuerdo.

El matrimonio pasó su luna de miel en La Habana y Riviera Maya, no sin antes hacer una parada en Roma, donde tuvieron la suerte de asistir a una audiencia con el Papa Francisco.

Acabo el post con este bonito párrafo que me escribió la novia:

“Cuando piensas desde pequeñita en el día de tu boda, te la imaginas de muchas maneras distintas, pero nunca hubiera podido imaginarme la boda como fue: especial, bonita, emotiva, familiar, detallista e inolvidable.

La ausencia de nervios es algo esencial en un día tan especial, ayuda a poder disfrutar muchísimo más de todos los detalles.

Desde el primer momento en el que me desperté con mis amigas al lado, cuando llegó mi tía, la de las manos de oro, para maquillarme y peinarme, viviendo cada momento con mi madre, mi hermana, mis amigas, mis sobrinas y mi tía vistiéndome, la ilusión con la que salí de casa del brazo del padrino y nos montamos en un coche de cuento, el momento en el que llegué a la Iglesia y vi a mi futuro marido esperándome, con esas mariposas en la barriga haciendo más especial ese instante… todos los momentos hasta que el día terminó fueron inolvidables. Los vivimos todos con muchísima intensidad y guardándolos en nuestra memoria. Viviremos ese día eternamente”.

novia
boda
boda
boda
boda

Categorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​