Noviazgo, boda y matrimonio: la experiencia de Santiago y Nazaret, de @littlebylittleof

Conocí a Santiago y a Nazaret gracias a una seguidora que, al preguntar yo por historias a quién queríais que entrevistara para la sección “Noviazgo, boda y matrimonio”, me descubrió su cuenta. Santiago y Nazaret son dos jóvenes que comparten en su cuenta de Instagram y en su blog su experiencia en su noviazgo. Se casaron en plena pandemia, y su historia ha servido de inspiración y ayuda para muchas parejas.

Hoy comparto con vosotras la entrevista que le he hecho a Nazaret, donde nos cuenta la historia de su noviazgo, boda y reciente matrimonio. Espero que os guste tanto como a mí.

  • ¿Cómo comenzó vuestra historia de amor?

Santiago y yo nos conocimos durante el verano de la selectividad. Coincidimos en un viaje al monasterio de la Cartuja de Jerez de la Frontera, yendo a celebrar la fiesta de la Asunción (15 de agosto), junto con mi hermano y algunos amigos. No fue hasta varios meses después cuando empezamos a hablar y, más tarde, a quedar. Nuestros primeros planes consistieron en dar kilométricos paseos compartiendo anhelos, miedos e historias del día a día. Nos hicimos grandes amigos y empezamos a rezar juntos. También hablamos de nuestras familias, de Dios y de cómo queríamos ser “de mayores”. Después de 8 meses paseando decidimos llamarnos ‘novios’.

  • ¿Qué es, para ti, lo más importante del noviazgo?

Tener presente que no es un estado definitivo, sino un tiempo para saber si queremos comprometernos a compartir el resto de nuestra vida. Para poder, algún día, realizar esta elección en libertad, es fundamental haberse mostrado al otro tal cual somos, esforzarnos cada día en conocerle y estar abiertos a la voluntad de Dios ya que, aunque a veces nos rompa los esquemas, es el único camino para ser feliz y hacer feliz al otro.

  • ¿Qué consejos darías a los novios?

Hablar, hablar y hablar. Hablar de todo, y hacerlo con naturalidad. Disfrutad y aprovechad la etapa que estáis viviendo para conoceros lo mejor posible, y sed sinceros con vosotros mismos y con el otro.  No perdáis el tiempo y la ilusión quemando etapas porque todo llega, y os aseguro que merece la pena. Tened paciencia.

  • ¿Cuándo decidisteis casaros?

Al igual que la decisión de empezar a salir, ésta también ha sido muy ‘little by little’ (como nuestra vida en general, de ahí nuestro nombre en redes). Cuando acabamos la carrera nos fuimos a Londres de voluntarios con las misioneras de la Caridad. Allí estuvimos mes y medio colaborando en un montón de proyectos; comedor social, campamentos de niños en riesgo de exclusión social, ayuda a mujeres con historias muy duras… Viviendo esta experiencia de salir de nuestra comodidad tuvimos ocasión de conocer nuevas facetas del otro, y también de darnos cuenta de que queríamos casarnos. Pero éramos conscientes de que, dada nuestra edad y situación vital, aún quedaba tiempo de seguir conociéndonos y creciendo juntos. Fue poco antes de que estallara la pandemia, a principios de 2020 cuando supimos que era el momento y decidimos lanzarnos a la piscina. 

Foto @turandott_
  • ¿Cómo recuerdas el día de vuestra boda y la preparación?

La preparación fue materialmente una locura y personalmente, un regalazo. Como todos sabemos, en marzo se paralizó todo. Dada la situación, al principio ni siquiera pensábamos en el tema. Fueron pasando los meses y nos hicimos la misma pregunta que todos los novios 2020: “¿qué hacemos?”. Empezamos a darle vueltas, pensando en todos los escenarios y casuísticas posibles, hasta que nos dimos cuenta de que nunca íbamos a tener todo controlado (¿es que alguna vez lo tuvimos?), así que decidimos que, siempre que la situación sanitaria lo permitiera, íbamos a seguir preparando la boda, que tendría lugar cómo y cuándo Dios quisiera.

A partir de ahí empezó la locura: teníamos por delante 2 meses para preparar una boda, en una provincia a la que no podíamos ir todavía (debido a las restricciones de movilidad) y con las tiendas con ERTE, abriendo a cuentagotas, casi sin género (debido a la pandemia).

Verdaderamente, todo salió adelante gracias a Dios y al apoyo incondicional de mucha gente buena. Sé que sin todos ellos no hubiera sido posible, sobretodo sin mis padres y hermanos.

Respecto al día de la boda, fue un regalo tan grande que aún seguimos sorprendiéndonos de haberlo podido celebrar. Sabíamos que nadie está libre del virus, ni de las cuarentenas y éramos conscientes de que hasta el mismo día no íbamos a saber 100% si se iba a poder hacer. Aprendimos a confiar y buscar la paz de Dios en medio de la incertidumbre, y ojalá nunca dejemos de hacerlo. Por otro lado, también nos consta que nuestra boda ha sido motivo de esperanza y alegría para personas que han sufrido mucho este año. ¡No podemos pedir más!

  • ¿Qué es para ti lo más importante en una boda?

El sacramento: la decisión tan valiente y radical que es prometer a una persona que vas a estar a su lado pase lo que pase, estés como estés. ¡Es muy fuerte! ¡Y más fuerte todavía es que esa promesa se cumpla! Desde luego, el matrimonio es la prueba de que Dios existe.

  • ¿Qué fue lo más bonito del día de tu boda?

¡Tantas cosas…! Me es imposible decir “lo más”, pero lo primero que se me viene a la cabeza y que resume todo, fue quizás el momento de entrar a la ceremonia. Entre la pandemia y las restricciones, había mucha gente a la que llevaba bastantes meses sin ver, y de repente los tenía a todos delante, juntos, saludándome con la mirada, en un sitio tan especial para mí, lejos de su casa, a pesar de la fecha, de la pandemia… de todo. Fue increíble.

  • ¿Qué consejos darías a futuras novias para el día de su boda?

Si hay que hacer alguna tarea, pide ayudar antes para que tú no tengas que estar pendiente ese día. Y tampoco lleves cada segundo del día planeado y calculado; vive, disfruta y sé tú.

  • ¿Qué es para ti el matrimonio?

Un milagro. ¡Me parece increíble cómo dos personas normales y corrientes -con sus más y sus menos- pueden ser, el uno para el otro, un camino para llegar al Cielo!

Foto @turandott_
  • ¿Qué es para ti el amor verdadero?

El que saca lo mejor de ti. Crece con las dificultades y, cuanto más se entrega, más fuerte se hace. Es un don y un reto crecer juntos en este camino.

  • ¿Qué cambios ha supuesto el matrimonio en vuestra relación?

Ha sido un cambio radical no solo en nuestra relación, sino en nuestras vidas en general.  A pesar de que llevamos pocos meses siendo familia (de hecho, lo de marido y mujer aún me suena muy raro), estamos más unidos. El matrimonio nos está enseñando a querernos más y mejor. Además, está siendo increíble materializar un nosotros (un hogar, unas facturas, una lista de la compra, unos proyectos…) ¡y saber que es para siempre!

  • Según tu experiencia ¿qué consejo darías a otros matrimonios para vivir el amor en el día a día?

Seguid hablando, hablando y hablando. De cómo estáis, de vuestros sueños, de lo que os da miedo. No os canséis de mejorar la comunicación. Rezad juntos. Buscad siempre el bien del otro. Si es necesario, pedid ayuda. Y sobre todo, no os deis por hecho.

Foto @turandott_

Muchísimas gracias, chicos, por compartir con nosotras vuestra experiencia.

Si queréis conocer más a Santiago y Nazaret, no dudéis en pasaros por su cuenta de Instagram y por su blog.

Con cariño,

Marta

P. D. Los detalles del look de novia de Nazaret:

  • Vestido, velo y tocado: @jesuspeirooficial
  • Zapatos: @emiliobadiola
  • Ramo: @pequenareposteria

Categorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​