Cristina y Alejandro, la prueba de que el amor siempre vence

No sabéis la ilusión que me hace compartir con vosotras la boda de Cristina y Alejandro. Es la primera boda post-confinamiento del blog y, como leeréis abajo, esta pareja tuvo que enfrentarse a situaciones muy difíciles en la organización de su gran día. Afortunadamente, tal y como podéis imaginar, la historia tiene un final feliz, así que os dejo con las palabras de Cristina, para contarlo.

«Nuestra boda tendría que haberse celebrado inicialmente en junio del 2019 pero, a causa de la enfermedad que le detectaron a mi hermana, la retrasamos para este año 2020… ¡y no podíamos ni imaginar lo que este año nos depararía!», cuenta la novia. Cuando el mundo se paró a causa de la pandemia mundial, la pareja sintió muchísima incertidumbre «teníamos claro que queríamos seguir adelante con la boda, fuera como fuera, pues mi hermana ya estaba recuperada y no queríamos volver a retrasarla , pero no sabíamos en qué circunstancias podíamos celebrarla» explica.

Finalmente, el 11 de julio de 2020, Cristina y Alejandro pudieron celebrar su boda junto a sus familiares y amigos más cercanos. El enlace se celebró en la Basílica de San Miguel, en Madrid.

Cristina estaba preciosa con el vestido diseñado por Miriam Galvez, que combinó con unas preciosas sandalias de Uniq Shoes. Los pendientes que llevó eran herencia de su abuela y su ramo fue obra de La Trastienda Floristería. Para el peinado y el maquillaje, la novia se puso en manos de Urvan.

Alejandro lució un traje confeccionado en la sastrería de El Corte Inglés.

El convite se celebró en el Palacio de Aldovea. Allí los invitados disfrutaron de una celebración íntima y familiar amenizada por la música de Kike Verdeal y de una cena ofrecida por Aldovea catering. Todo el espacio estuvo decorado por los profesionales de La Trastienda Floristería.

Para Cristina, uno de los momentos más especiales del día fue entregarle el ramo a su querida hermana, mientras sonaba la canción de Manuel Carrasco, «Qué bonito es querer», con mucho significado para ambas.

El reportaje fotográfico de la boda corrió a cargo de Boda&Arte.

Sabéis lo que me gusta acabar el post con las palabras de la novia, y Cristina concluye su redacción así: «Gracias a Dios salió todo fenomenal y acudieron las personas más cercanas a nosotros«. Es una alegría poder leer que algunas de las parejas que planeaban casarse en 2020 lo han podido hacer y, aunque haya sido de manera diferente a como esperaban, su sueño se ha hecho realidad.

Con cariño,

Marta.

Categorias

1 comentario en “Cristina y Alejandro, la prueba de que el amor siempre vence”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​