novia

La boda de Letizia y Javier en Navarra

Como sabéis, me encanta que seáis vosotras quienes contéis vuestro día. Así que hoy le cedo la palabra a Letizia, la novia.

Nuestra historia de amor comenzó de una forma muy bonita y especial. Javier llegó a mi vida de repente, cuando menos me lo esperaba.

La simpatía y la increíble sonrisa de Javier traspasaron los muros en los que yo había resguardado mi corazón. Así, cita tras cita, fuimos creando nuestra propia historia de amor.

Tiempo después, organizamos una comida con los padres de Javier, mis padres y mi abuela en mi querida San Sebastián, una ciudad muy especial para mí y que es mi segundo hogar. Allí, delante de las personas que más queremos, me pidió que me casara con él. Fue un momento super romántico, ¡supo cómo emocionarme y sorprenderme!

Mi vestido de novia fue Isabel Zapardiez, así como los zapatos. En el momento del baile hice un cambio de look, me quité la sobrefalda y quedó un vestido sexy y ligero.  El tocado me lo puse en posición de corona con el pelo semirecogido. Llevé unos pendientes de Tous, y un velo de plumetti. Mamen de Huarte, Amaia e Inma de Lodosa se encargaron de peinarme y maquillarme. Mi ramo me lo hicieron en Floristería Torrens. Mi perfume para ese día fue Prada Blanco.

Javier llevó un traje de Enzo y un reloj de Tíssot. El perfume que escogió fue Allure Chanel.

La llegada a la iglesia fue espectacular, ya que en mi pueblo vamos caminando hasta allí. Nos casamos en Berbinzana, Navarra, en la iglesia de Santa María de la Asunción. La ceremonia se celebró a las 12 de la mañana del 24 de agosto de 2019. Floristería Marta Guillen decoró la iglesia con hortensias de color azul claro, mi favorito, a juego con mi ramo. Mi abuela Asun fue mi dama de Honor y también llevo un vestido azul clarito a juego con mi ramo. Mi perro Darko, un lazo azul claro de tul.

Suakai puso música a la ceremonia. También, mi prima Ana cantó acompañada de un piano y un violonchelo. La misa fue muy emotiva. Para mí, fue un honor y una ilusión enorme poder casarme con mis cuatro abuelos delante.

Al salir de la iglesia, nos bailaron el Aurresku, un regalo de mi madre.

El convite lo celebramos en el Hotel Alma, en Pamplona.

El momento en el que entregué el ramo a mis abuelas y a mi madre fue súper emocionante, jamás lo olvidaré.

Nuestro primer baile fue lo más, preparamos una coreografía super chula y lo pasamos en grande.

Nuestro regalo para todos los invitados fue una aportación económica a la asociación de familiares de navarra sobre el Alzheimer. Javier quería aportar dinero a esta asociación ya que su abuela padeció esta enfermedad.

A mis amigas les deje en la mesa una cajita de madera con una tarjeta de agradecimiento y un llavero de pompón con las iniciales de los novios para cada una. A nuestros primos, unas pulseras infinito con una tarjeta diciéndoles unas palabras a cada uno y regalos individuales para cada primo. A las parejas que esperan un bebé, les dejamos en la mesa detalles como un chupete, muñeco, etc. Los amigos de Javier recibieron también una tarjeta de agradecimiento, y a las personas que cumplían años se les dio una tarjeta de felicitación. Los compañeros de trabajo de la novia también recibieron tarjetas individualizadas con dedicatorias y una pulsera. A los niños les dimos brochetas de gominolas de Mickey y unos globos personalizados con su nombre.

Las fotografías nos las hizo Daniel Sánchez de Redpigstudios, y el vídeo de la boda Cabo Norte.

boda
boda
novia

Categorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​