La boda de Lucía y Edgar en Alcalá de Henares

Lucía y Edgar se conocen desde el colegio, “desde pequeños apuntábamos maneras, pero no fue hasta que coincidimos como monitores en un campamento cuando comenzamos a salir”, cuenta Lucía. Nueve años después, decidieron dar el gran paso que les convertiría en marido y mujer.

Celebraron su boda la mañana del 7 de diciembre de 2019. “Elegimos el puente de la inmaculada porque queríamos que fuese un fin de semana especial y muy muy largo”, así que, desde el jueves, la pareja estuvo disfrutando de momentos muy especiales con su familia y amigos. “Fue una autentica boda de 4 días, con pre-boda, boda y post-boda”, nos cuenta la novia.

Los zapatos que escogió la novia fueron unos espectaculares Jimmy Choo. Como complementos, escogió unos pendientes de esmeraldas que pertenecen a su familia. Elena Suárez se encargó de crear el ramo de la novia, así como de la decoración floral del evento.

Respecto al vestido, tenía varias cosas muy muy claras desde el principio: no quería tener que estar pendiente de arrastrarlo y pisarlo y, bajo ningún concepto, quería cambiarme de vestido. Además, quería una camisa blanca, algo que me caracteriza muchísimo. A partir de ahí, Fabio Encinar hizo su magia, y el resultado fue maravilloso”. El vestido contaba con bordados confeccionados por By Luneville

El vestido de Lucía llevaba un complemento muy especial: un bigote bordado, en honor a su padre, que falleció hace tres años. Fue muy emocionante para ella compartir este recuerdo con sus seis hermanos.

Por su parte, el novio lució un traje diseñado por Toque de Sastre.

La Iglesia que escogieron fue Santa María la Mayor, en Alcalá de Henares.

Edgar hizo su entrada en la iglesia con la banda sonora de Peaky Blinders, y Lucía con la de Harry Potter. Dos de las hermanas de Lucía leyeron durante la ceremonia, algo que la pareja recuerda con especial cariño. “La ceremonia fue preciosa: las lecturas, la homilía del sacerdote (Don Jorge Molinero, hermano de mi padre)…” recuerda la novia.

La celebración del enlace tuvo lugar en la Dehesa de Valbueno, donde los invitados disfrutaron de una comida que corrió a cargo de Samantha Catering. Es especialmente llamativa la decoración del lugar, ¡y fueron los propios novios, junto con la hermana de Lucía, quienes se encargaron de ello! La verdad es que el resultado fue espectacular.

En sus sitios, los invitados encontraron dos calcomanías de los novios, que Lucía define como “muy representativas”. “Emborracharme” de Lory Meyers fue la canción escogida por la pareja para entrar al convite.

Durante la comida, la novia pronunció un emotivo discurso dirigido a las personas más importantes de su vida y la de su ya marido, en el que se refirió con un cariño especial a aquellos seres queridos que ya no están entre ellos.

Los novios abrieron el baile con “23 de junio” de Vetusta Morla, y dieron paso a una fiesta en la que todos disfrutaron como nunca, pero no sin antes recibir una sorpresa muy especial por parte de sus invitados: un amigo de la pareja, que es compositor, creó una canción que hablaba sobre la pareja y su historia, y que todos los invitados aprendieron y cantaron en ese momento. “Cuando consiguieron echarnos de la finca a las 12 de la noche, habíamos preparado un par de sorpresas más, hamburguesas para todos y una discoteca entera para nosotros, con barra libre y bien de chuches, No queríamos que se acabase NUNCA”.

boda

Categorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​