La boda de María y Pablo en Huesca

«Nos conocimos a principios del año 2011. Por aquel entonces yo cursaba 1ªde enfermería en Huesca, ciudad donde crecimos. Él estudiaba un máster en Barcelona, pero ese fin de semana estaba en la cuidad. Cada uno salíamos con nuestra cuadrilla de amigos y nos encontramos en un conocido bar, no nos habíamos visto antes, pero algo me llamó la atención y fui directa a por él, nos presentamos y cruzamos algunas palabras, todo hubiera quedado allí sino fuera porque perdí el móvil, él me escribió por redes sociales para devolvérmelo (Tuenti en aquella época; me siento mayor solo de escribirlo) y así seguimos en contacto. Muchos mensajes derivaron en escapadas de fin de semana hasta que empezamos una relación más formal» cuenta María.

Fue durante un viaje a Barcelona, una ciudad muy especial para Pablo, cuando, tras una cena muy romántica, le pidió a María que se casase con él.

Alicia Rueda fue la diseñadora que confeccionó el espectacular vestido de María, quien lo combinó con un bonito tocado de M de Paulet . Los zapatos que lució fueron unos Jimmy Choo, y sus pendientes, de Joyería Suarez, un regalo de su abuela, herencia de la familia. Noelia Borrell peinó a la novia y, del maquillaje, se encargaron los profesionales del Centro Mesbur. Su ramo lo realizó Usón floristas.

Pablo fue muy elegante con un traje de César Zaragoza.

La tarde del 31 de agosto de 2019, la Real Basílica de San Lorenzo de Huesca acogia a los invitados e invitadas que asistían ilusionados al enlace de María y Pablo.

«Cuando pienso en ese día me viene a la mente la emoción antes de salir de mi casa para ir a la iglesia, una de mis mayores ilusiones era que mi padre me llevara en su taxi, él y yo solos, era nuestro momento» recuerda María. La ceremonia fue muy especial para ellos, y recuerdan con cariño las palabras que les dirigió la prima de la novia desde el altar. «El primer beso y levantar el ramo mientras me llovían arroz y pétalos» fueron otros de los momentos más memorables para ella. El grupo Emociones a la carta puso la música durante la ceremonia.

La Finca Castillo de San Luis fue el lugar escogido por la pareja para celebrar un día tan especial junto con sus familiares y amigos. La pareja contó con Pam Pram para amenizar el cocktail. Laura Rodríguez, organizadora de la finca, ayudó a María y Pablo en la planificación del evento.

Morrocotudo estudio se encargó de todos los detalles de papelería. «Nuestro seating plan fue organizado por Pablo, se le ocurrió que podríamos asignar a cada mesa una especie de flora o fauna del Pirineo. Él estudió ciencias ambientales y trabaja como técnico de medio ambiente en una ingeniería» cuenta la novia. Los invitados disfrutaron de una exquisita cena servida por Lillas Pastia.

Los invitados recibieron un tarro de mermelada de tomate y albahaca, cultivados en la huerta de la familia de Pablo por su padre, elaborada por la madre de la novia y envasado y empaquetado por el que la novia llama «su team de emergenia» (su abuela, su tía, su prima y su madre). La mermelada iba acompañada por un aceite de oliva de Aragón.

María destaca el momento del baile: «Empezamos a ir a clases a principio del verano, no somos grandes bailarines con que era necesario. Elegimos una combinación de Vals (Danubio azul) y pasodoble (España cañí). Nos costó muchos ensayos, pero estuvimos de 10».

Las fotografías las realizó Patrizia y Héctor y el vídeo de la boda fue obra de Fénix visual.

Acabo el post con unas palabras de la novia «Si tuviera que quedarme con un momento, sería con el que es el objetivo/origen de todos ellos: cuando nos casamos. El momento en el que él me dijo y yo le dije, con toda nuestra familia y amigos, que nos querríamos para siempre. El momento en el que nos besamos y todos nos aplaudieron, como el final de película de una bonita historia de amor, fueron felices y comieron perdices.»

Categorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​