La boda de Paula y Damián en Jávea

Paula se enamoró de Damián en un flechazo cibernético, gracias a la que, en aquel momento, era su compañera de piso. Se conocieron más adelante, en Jávea, en el verano del 2014 y, un tiempo después, comenzaron formalmente su relación.

“Cuando llevaba un tiempo saliendo con Damián me pregunté si quería casarme, algo que por cierto no me había planteado hasta ese momento. ¿Él era el hombre de mi vida? Por supuesto, pero… ¿necesitaba un bodorrio para hacerlo real? No. Y, ¿Por qué no? Porque soy una persona exigente, perfeccionista,  e indecisa, así que me daba miedo estresarme y no disfrutar del proceso de organización de la boda. También soy una persona caprichosa, y me daba miedo que económicamente se me fuera de las manos. Pero, además, soy una persona a la que no le gusta ser el centro de atención y, ¿cómo vas a ser una novia sin llamar la atención? Imposible” pensaba Paula.

“No soy una chica que soñase desde pequeñita con su boda y con cómo sería su vestido de novia. Mucho menos con una pedida de esas romanticonas en París .  A mí, si me lo pedían, que me lo pidieran en casa, un día cualquiera, con un pijama de todo menos sexy, y con un moño mal hecho…Y así fue, tal cual, Damián me pidió matrimonio en casa, en pijama, con un moño mal hecho, un día cualquiera que, ahora, ha dejado de serlo: el 9 de octubre de 2019”. 

Paula reconoce que pasó de “no querer casarse” a organizar una de las bodas más bonitas y románticas que se han visto. A continuación, tenéis rodos los detalles de su día B.

Damián y Paula planeaban casarse en mayo del 2020 pero, a causa de la pandemia, tuvieron que atrasar la fecha.

No puedo dejar de citar estas palabras de Paula, ya que, al leerlas, me sentí 100% identificada con ella (¡ya somos dos chicas de septiembre!): “con el pensamiento de todo pasa y todo pasa por algo cambiamos nuestra fecha al 18 de septiembre de 2020. No queríamos cambiar nada de lo que habíamos elegido para nuestra boda en mayo, por lo que tuvimos que casarnos un viernes , laboral y por la mañana, que resultó ser una de las decisiones más acertadas que hicimos ya que siempre he sido una chica de septiembre (es mi mes favorito del año, el mes en el que cumplo años y es el mes en el que cuento el inicio del año… Creo que mi boda no podía ser si no en septiembre) y porque pudimos tener la cala para nosotros y nuestros invitados” comenta la novia.

Paula escogió a la diseñadora @castellargranados para crear juntas el vestido de boda de sus sueños, que combinó con unas cuñas de @castanerofficial y unos pendientes de @joyeriasuarez. Como segundo look, Paula llevó un vestido corto de satén de @castellargranados, bajo un kimono de seda, obra de @estudiosavage, y unas sandalias de @jimmychoo.

La novia confió en @evarozalen para su maquillaje, y en @angelkravakhairstudio para su peinado.

Por su parte, Damián lució un traje de @blackcapevlc.

El lugar escogido por la pareja fue la Cala del Portichol, en Jávea, que es, para Paula, uno de los lugares más especiales del mundo.

“Fue precioso entrar en la cala vestida de blanco, cogida de la mano de mi padre, con la decoración de ceremonia más bonita que había visto jamás y con las 80 personas más importantes de mi vida mirándome. Me caían gotas de lluvia, y me importó bien poco, ¡fue un momento inolvidable!”.

Marta Dalmau, del equipo de @somosgentedebien y @lovefest, fue la wedding planner y la encargada de la decoración del evento. El mobiliario de la ceremonia corrió a cuenta de @eventsandstylevalencia y, las flores, de @eltallerdeclo.

Cristina, de @merakiplan, fue quien ofició la ceremonia: “nos hizo sentirnos en casa, cómodos y tranquilos, y contó nuestra preciosa historia de amor haciéndonos llorar y reír al mismo tiempo”, recuerda Paula.

Los invitados disfrutaron de una deliciosa comida ofrecida por @grupoelalto. En las mesas, también con decoración floral de @eltallerdeclo, encontraron los menús diseñados por @jdnpaper.

Los amigos y familiares de la pareja recibieron muchos detalles por parte de los novios, ya que estos quisieron hacerles ver lo tremendamente agradecidos que estaban de tenerlos en su boda a pesar de las circunstancias difíciles en las que se celebró, entre los cuales no faltaron detalles solidarios.

Tras la comida, Paula, Damián y sus invitados lo dieron todo en la pista de baile gracias a la música de @wearesimplybroke. “No exagero cuando digo que ellos fueron de lo mejorcito del día”, cuenta Paula.

Las fotos de la boda las hizo @aortizphoto, y el vídeo corrió a cargo de @ankerprod.

Una de las cosas en las que Paula hizo especial hincapié a la hora de relatarme su historia fue en lo cómoda que se sintió con los proveedores escogidos para su boda, y así lo resumo al final del post:

“Aviso a futuras novias : es importante elegir a buenísimos profesionales , pero lo es aún más elegir a profesionales cuya calidad humana brille tanto como su trabajo. Todo nuestro equipo brilló con luz propia y nos contagió ese brillo en los ojos a nosotros. Millones de gracias a todos”.

Categorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenida al blog de Una Invitada con Estilo. Un blog de inspiración para novias que sueñan con una boda personal y con encanto, para invitadas con estilo que disfrutan creando sus looks y siguiendo las tendencias, y para todas y todos los enamorados del mundo de las bodas. Un espacio creado y cuidado cada día desde el corazón. ¡Espero que lo disfrutes!

Newsletter​